Canadá condena el atentado y destaca el sufrimiento de los musulmanes

Fachada de la mezquita Masjid Al Noor en Deans Avenue, escenario de un tiroteo perpetrado este viernes en Christchurch, Nueva Zelanda. EFE/ Martin Hunter PROHIBIDO SU USO EN NUEVA ZELANDA

Toronto (Canadá), 15 mar (EFEUSA).- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, condenó hoy el ataque terrorista contra dos mezquita en Christchurch (Nueva Zelanda), que ha causado al menos 49 muertos, y afirmó que “con demasiada frecuencia, los musulmanes sufren pérdidas y un dolor inimaginables”.

Trudeau emitió un comunicado en el que expresó sus “profundas condolencias a las familias y amigos que han perdido seres queridos en esta tragedia sin sentido”.

“Con demasiada frecuencia, los musulmanes sufren pérdidas y dolor inimaginables en lugares en los que deberían sentirse seguros”, añadió Trudeau, que recordó el ataque contra una centro cultura islámico en Quebec en enero de 2017 en el que murieron seis personas.

El autor de dicho ataque, Alexandre Bissonnette, de 30 años de edad, fue sentenciado en febrero de este año a cadena perpetua sin posibilidad de solicitar libertad condicional durante 40 años.

“Canadá recuerda perfectamente bien el pesar que sentimos cuando un ataque sin sentido en el Centro Cultural Islámico de Quebec en Ste-Foy causó la pérdida de vidas de muchos inocentes reunidos para rezar”, declaró.

Imágenes del ataque de Christchurch transmitidas por medios sociales por el supuesto autor, el supremacista blanco australiano Brenton Tarrant, de 28 años de edad, muestran el nombre de Bissonnette escrito en uno de los cargadores del arma automática utilizados en el ataque.

Trudeau concluyó su declaración señalando que “el odio no tiene lugar en ningún sitio. Debemos confrontar la islamofobia y trabajar para crear un mundo en el que todo el mundo, sin importar su fe, dónde viven o dónde han nacido, puedan sentirse seguros”.

En este sentido, las fuerzas de seguridad han redoblado su presencia en mezquita y centros islámicos de los principales centros urbanos de Canadá, entre ellos la ciudad de Quebec donde en enero de 2017 Bissonnette perpetró su ataque, tras conocerse la matanza de Nueva Zelanda.

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph Goodale, señaló en Twitter que los ataques de Christchurch no han cambiado el nivel de amenaza terrorista en Canadá, que se mantiene en “medio” desde octubre de 2014.

En Toronto, una de las principales atracciones turísticas de la ciudad, la Torre CN, una de las construcciones más altas del mundo, anunció que apagará sus luces esta noche en señal de condolencia por el ataque en Nueva Zelanda.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion