Consejo Asesor en Asuntos LGBTT de Puerto Rico trabaja para eliminar discriminación

Una mujer ondea una bandera gay en San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

San Juan, 17 oct (EFEUSA).- El Consejo Asesor en Asuntos LGBTT de Puerto Rico se reunió con representantes del Colegio de Médicos y el Departamento de Salud como parte de su iniciativa para terminar con la discriminación en el sector sanitario por motivo de orientación sexual.

El Ejecutivo puertorriqueño informó hoy a través de un comunicado de que la reunión se llevó a cabo con el propósito de crear una alianza en contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género en todas las áreas de la salud en la isla.

“Actualmente tenemos miembros de nuestra comunidad que no se atreven ir a un médico por un simple resfriado por miedo a ser discriminados por su identidad de género por parte de su propio profesional de salud”, señaló el director ejecutivo del Consejo Asesor LGBTT, Alberto Valentín.

Dijo además que “estas conductas tienen que eliminarse y nuestros profesionales de la salud tienen el deber ministerial de ofrecer un servicio libre de prejuicios y discriminación”.

El encuentro se dio en la sede del Colegio de Médicos, donde se discutieron posibles enmiendas a la recién aprobada orden Administrativa 395 del Departamento de Salud.

También se discutieron medidas para mejorar la atención y fiscalización de querellas, el acceso a servicios y pruebas del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), a medicamentos de prevención (PREP) y a hormonas, así como enmiendas a la Carta de los Derechos del Paciente.

Parte de lo acordado es que el Colegio de Médicos, junto a la Oficina de Certificaciones y Licenciamiento del Departamento de Salud, comenzarán a ofrecer talleres de educación continua en el trienio corriente, consistente en dos horas obligatorias para todos los proveedores de salud.

Estos cursos permitirán que poco a poco los médicos y demás profesionales de la salud puedan educarse con respecto a cómo expresarse, dirigirse y atender a pacientes de la comunidad.

Por su parte, el secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez, estableció que la administración “repudia la discriminación por identidad de género u orientación sexual real o percibida, contra cualquier paciente que solicite servicios de salud, por lo que reitero que la dignidad del ser humano es inviolable”.

Mientras, el presidente del Colegio de Médicos, Víctor Ramos, sostuvo que “entendemos que los cursos de educación continua sobre diversidad a todos los profesionales de la salud son esenciales. Con el fin de no crear una carga económica adicional a nuestros médicos, hemos decidido integrar los cursos de discriminación por orientación e identidad de género dentro de los cursos ya existentes de bioética”.

Dicha colaboración pretende unificar esfuerzos para que la comunidad LGBTT de Puerto Rico pueda sentirse segura de que recibirán servicios de salud de calidad y sensibilidad, indistintamente de su orientación sexual o identidad de género.