Cuatro técnicos están al alza y tres, junto a la hoguera

El entrenador de Colombia Carlos Queiroz, durante el partido Colombia-Paraguay del Grupo B de la Copa América de Fútbol 2019, en el Estadio Arena Fonte Nova de Salvador. EFE

Salvador (Brasil), 25 jun (EFE).- La Copa América de Brasil 2019 es una prueba de fuego para los 12 seleccionadores participantes en la que cuatro están al alza, cinco mantienen el crédito y tres están quemados o a punto.

En hechos y cifras, así les ha ido a los 12 entrenadores:

.1. CUATRO AL ALZA

– Carlos Queiroz. El luso es el número uno de la lista gracias a la campaña perfecta de la selección colombiana en la ronda de grupos, con tres triunfos en igual número de presentaciones.

La selección cafetera no solo ganó favoritismo para adjudicarse el título por los resultados conseguidos, sino por exhibir un fútbol en el que impera el orden y el equilibrio.

Colombia tiene la valla imbatida, lo que confirma uno de los principios fundamentales de Queiroz: trabajar en la solidez defensiva antes que en la estrategia para marcar goles.

– Oscar Tabárez. Pese al parpadeo que tuvo ante el novel Japón, que le empató 2-2, el seleccionador uruguayo tiene un equipo bien sincronizado y que juega de memoria.

Si hay algún candidato a ganar la Copa por la continuidad de su trabajo y porque saca el as de la manga cuando «las papas queman», es decir que juega «a la uruguaya», este el de Tabárez.

– Tite. Discutido en los dos primeros partidos de Brasil, Adenor Leonardo Bacchi, Tite, sacó a relucir sus conocimientos y experiencia contra Perú en la goleada 5-0.

La Canarinha ganó el Grupo A sin la autoridad esperada, pero Tite sabe exactamente en las fases de eliminación directa cómo sacar lo mejor de sus jugadores y también la ventaja de ser anfitriones.

– Rafael Dudamel. Junto a Colombia y Uruguay, la selección que hasta ahora ha mostrado más oficio en esta Copa América es la Venezuela de Dudamel, que pasó segunda del Grupo A.

El exarquero ha cambiado la mentalidad del futbolista venezolano, que ya no se achica contra los grandes rivales. «Vinimos a jugar seis partidos», dijo Dudamel. ¡Cuidado, Argentina!

.2. CINCO SE MANTIENEN

– Lionel Scaloni. La selección Argentina no tiene un patrón de juego definido aún y esto se lo achacan a su técnico, que ante la prensa no habla de táctica ni estrategia. ¿Serán sus carencias?

Sin embargo, la Albiceleste viene de menos a más en la competición y espera vengar la goleada humillante sufrida con Venezuela en marzo pasado.

Además, Scaloni es el único seleccionador que tiene a Lionel Messi y el genio del Barcelona aún no ha explotado en el torneo.

– Reinaldo Rueda. Sigue al frente de Chile sin la mayoría a su favor, pero su equipo ha vuelto por los fueros que lo llevaron a alzar la Copa en 2016 y 2015 porque sabe bien a qué juega.

La gran duda de los chilenos con el entrenador colombiano es saber si finalmente podrá manejar un grupo de jugadores «muy especial».

– Eduardo Berizzo. El que Paraguay pasara con más suerte que fútbol y sin haber ganado, le resta puntos al técnico argentino.

La Albirroja tuvo picos altos y bajos, y con garra quiso ocultar sus carencias. El no saber manejar la ventaja en los dos primeros partidos jugados habla mal de Berizzo. Contra Brasil habrá un nuevo examen para cambiar el libreto.

– Félix Sánchez. El entrenador español salió bien librado con Catar, que en Brasil demostró por qué es la campeona de Asia. A los parauayos les plantó cara, a Colombia estuvo a seis minutos de arruinarle la jornada y frente a Argentina dio brega. Pese a la eliminación, ha sido un buen aprendizaje.

– Hajime Moriyasu. Dos empates y una derrota por goleada no son buen saldo para ningún equipo y ni siquiera para Japón. Sin embargo, Moriyasu y los orientales no decepcionaron como se preveía al traer a Brasil un equipo novel que solo venía a sumar experiencia.

.3. TRES EN BAJA

– Hernán Darío Gómez. Es el que está más cerca de quemarse y seguirá al frente de Ecuador solamente si recibe el respaldo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

La ola de triunfalismo que se vive en el país tras las destacadas actuaciones de la selección sub’20 y del ciclista Richard Carapaz le juegan en contra al ‘Bolillo’, que trae una seguidilla de siete encuentros sin victorias, cuatro de ellos con derrota.

– Eduardo Villegas. Dio una frase muy poco convincente al quedar Bolivia eliminada y ser la peor selección de la Copa América, con tres derrotas, nueve goles encajados y solo dos convertidos. «Vinimos a ganar experiencia», dijo el entrenador, que parece con las horas contadas en el cargo.

– Ricardo Gareca. La goleada de Perú por 5-0 a manos de Brasil y el hecho de solo vencer a Bolivia han dejado en la picota al técnico argentino, pese a que jugará los cuartos de final.

Tras el Mundial de Rusia 2018, los peruanos no han vuelto a jugar un solo partido redondo y a Gareca le piden mano dura para enderezar el camino. Su cabeza está en juego contra Uruguay.

Gabriel Briceño Fernández