El presidente Hernández anuncia refundación del sistema de energía en Honduras

En la imagen, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández. EFE/Archivo

Tegucigalpa, 10 oct (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció hoy la refundación del sistema de energía eléctrica en su país, lo que supone el fin a la mala administración, corrupción y contratos leoninos con empresas generadoras que han llevado a “una situación calamitosa” a la estatal de electricidad.

“Esto se acabó; no más, porque no es lo justo para el pueblo hondureño. Ha llegado el momento de refundar el sistema de energía eléctrica”, indicó Hernández en un comunicado difundido por la Casa Presidencial.

La estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) opera desde hace varios años con pérdidas millonarias y su servicio resulta caro para los usuarios debido al alto coste que paga la institución por kilovatio de energía térmica, hídrica, eólica y biomasa, por ejemplo.

“Debemos darle vuelta a todo para que el pueblo hondureño finalmente reciba un servicio de calidad eficiente y moderno”, subrayó el gobernante.

Añadió que “durante décadas el sistema eléctrico ha sido el talón de Aquiles, la oveja negra, el patito feo de la administración pública” y que “la mala administración, el otorgamiento de subsidios no focalizados, la corrupción y los contratos leoninos con empresas generadoras han llevado a esta empresa a una situación calamitosa”.

Señaló además que el Gobierno fue notificado que desde el 1 de octubre la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE) aprobó un ajuste tarifario al servicio producto de variables internacionales, principalmente el precio del combustible que ya se acerca a los 80 dólares el barril.

“Esta situación repercute fuertemente en las finanzas de la ENEE y en la medida que esta empresa no puede honrar sus compromisos con generadores de energía y otros proveedores, el Estado debe sacrificar partidas muy importantes destinadas para seguridad, salud, educación y obras de infraestructura”, recalcó.

Ante esa situación, Hernández dijo que para proteger el bolsillo de los hondureños, el Gobierno ha decidido otorgar un bono de energía para todos los consumidores de menos de 300 kilovatios hora al mes.

“De esta manera y durante un período de nueve meses, vamos a otorgar un alivio a más de 1,5 millones de familias, es decir, al 80 por ciento de los abonados de la ENEE que se calculan en un total de 1,8 millones”, explicó.

El bono será aplicado en la factura mes a mes y se irá reduciendo de forma gradual hasta el noveno mes, esperando que para entonces los factores externos que han obligado a hacer ese ajuste hayan aminorado o desaparecido.

Hernández reitero que “aquí se acabaron los abusos, se acabaron los contratos leoninos. Vamos a refundar el sistema eléctrico de Honduras cueste lo que cueste, vamos a renegociar todo lo que tengamos que renegociar y vamos a dar por terminado todo lo que tengamos que dar por terminado”.

Honduras tiene una demanda de unos 1.600 megavatios de los que una buena parte lo compra a diferentes empresas a un coste que oscila entre los 14 y 18 centavos de dólar el kilovatio, según diversas fuentes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion