La Corte de Guatemala ampara a la Fiscalía que intenta desaforar a la candidata Torres

En la imagen, la candidata a la Presidencia de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres. EFE/Archivo

Guatemala, 17 may (EFE).- La Corte de Constitucionalidad amparó de manera preliminar al Ministerio Público y a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en su intento de desaforar a la candidata a la Presidencia de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, y cuatro diputados de su partido.

En una decisión por mayoría, el máximo tribunal del país decidió suspender la resolución de la Corte Suprema de Justicia que había rechazado «in límine» (de inmediato) el antejuicio (proceso de desafuero) solicitado por la Fiscalía y la CICIG contra Torres por un caso de supuesta financiación ilícita en la elección de 2015.

Sin embargo, la Corte de Constitucionalidad procederá a realizar audiencias y vistas públicas del amparo hasta dejarlo «en firme», de forma definitiva, lo que, según el secretario general de la alta corte, Martín Guzmán, podría tomar 15 días.

Un vez el Constitucional haya resuelto en definitiva el amparo, la Corte Suprema de Justicia debería de entrar a conocer el proceso de desafuero a Sandra Torres, quien busca la Presidencia por segunda vez después de un primer intento fallido en 2011 cuando era primera dama y su candidatura fue rechazada por considerar su divorcio un «fraude de ley».

Guzmán refirió que «la Corte de Constitucionalidad determinó que en efecto hay circunstancias que hacen aconsejable otorgar el amparo provisional solicitado (por la Fiscalía y la CICIG en contra del Supremo)» y deja «en suspenso la vigencia del acto reclamado, en el sentido de mantener la suspensión mientras continúa el trámite de los amparos mientras se llega a una resolución definitiva».

Los magistrados que votaron a favor del amparo fueron el presidente del Constitucional, Bonerge Mejía; así como Gloria Porras, José Francisco de Mata y la suplente María Cristina Fernández.

El voto disidente razonado fue de Neftalí Aldana, «por ser coherente con otros votos que emitió en casos anteriores de índole similar», admitió Guzmán.

El pasado 27 de febrero, el Supremo rechazó -sin entrar a conocerlos- los antejuicios presentados por la Fiscalía y la CICIG en contra de la candidata presidencial de la UNE Sandra Torres y los diputados del mismo partido: Jairo Orellana, Julio Ixcamey, Karina Paz y Jorge Vargas.

La investigación de la Fiscalía y la CICIG señala que Torres pudo incurrir en una serie de delitos durante la campaña electoral de 2015, luego que de la UNE no reportó una cantidad total de 19,5 millones de quetzales (unos 2,53 millones de dólares).

De estos, unos 453.000 dólares supuestamente provienen de sobornos del caso destapado en enero de 2018, conocido como «Traficantes de Influencias», una estructura delictiva que captaba empresas para agilizar trámites de devolución fiscal a cambio de comisiones; y el resto del dinero correspondía a financiación electoral anónima.

Más de 8 millones de guatemaltecos están convocados a elegir al próximo presidente y vicepresidente en una jornada electoral que se realizará el domingo 16 de junio, donde la población también escogerá a 160 diputados, 340 alcaldes y congresistas del Parlamento Centroamericano.