Petroperú continúa sin poder detener la fuga de petróleo en la Amazonía peruana

Fotografía aérea cedida por la petrolera estatal peruana Petroperú y fechada el pasado 27 de noviembre de 2018, que muestra la zona afectada por el vertido de crudo en el distrito de Morana, a 500 metros de la Comunidad indígena de Mayuriaga, en la región amazónica de Loreto (Perú). EFE/Cortesía Petroperú

Lima, 6 dic (EFE).- La petrolera estatal peruana Petroperú continúa sin poder detener la fuga de petróleo en la Amazonía peruana ocurrida tras el corte supuestamente intencional del Oleoducto Nor Peruano, que ha derramado unos 8.000 barriles de crudo al medio ambiente, según reportó hoy la compañía en un comunicado.

El grupo que supuestamente cortó la tubería el pasado 27 de noviembre sigue sin permitir el acceso a la zona a los trabajadores de la compañía que deben reparar el daño ocasionado a la instalación, en señal de protesta por los resultados de las últimas elecciones municipales, según Petroperú.

La fuga está a la altura del kilómetro 193 del oleoducto, a unos 500 metros de la comunidad de Mayuriaga, del distrito de Morona, que se encuentra en la región amazónica de Loreto, la más grande de Perú.

Los habitantes de la comunidad niegan la entrada a su territorio de los operadores de la empresa, incluso después de una reunión sostenida esta semana con una comisión liderada por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Condicionan la reparación de la tubería a la presencia de varios ministros y la exigencia de tener las herramientas para manipular la grapa que sella y refuerza la avería, detalló Petroperú, lo que consideró “inviable” por poner en riesgo la operación segura del oleoducto.

Esta situación mantiene paralizada la actividad de bombeo de crudo en el oleoducto desde hace nueve días, por lo que la compañía instó a las autoridades a garantizar la seguridad y resguardar la integridad del oleoducto, declarada un activo crítico nacional.

Además, exhortó a las autoridades de la comunidad de Mayuriaga a que se restablezca el diálogo y cesen las medidas de fuerza, que calificó de “innecesarias”.

El Oleoducto Nor Peruano, operativo desde 1977, transporta el petróleo extraído en la selva peruana hasta el terminal portuario de Bayóvar, en el océano Pacífico, mediante 1.106 kilómetros de tuberías que atraviesan la Amazonía y la cordillera de los Andes.

Simultáneamente, un centenar de personas armadas con lanzas bloquea desde este miércoles el acceso a una de las estaciones de almacenamiento de petróleo que están a lo largo del recorrido del oleoducto, ubicada en la comunidad de Chapis, del distrito de Samiriza, también en Loreto, según informó Petroperú.

Dentro de las instalaciones hay sesenta trabajadores de Petroperú y de otras empresas contratistas que de momento están protegidos por un destacamento de policías.

La población de Chapis protesta así para que se cumpla un pliego de reclamos que incluyen cambios en el ramal norte del oleoducto, un plan de estudio toxicológico de metales pesados, instalación de instituciones públicas para el desarrollo de los pueblos nativos y fondos para desarrollar la producción de frutos tropicales.

Petroperú solicitó la urgente intervención de las autoridades para restablecer el orden social, salvaguardar la integridad del personal que permanece dentro de las instalaciones y resguardar la infraestructura del oleoducto.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion