Rusia prolonga el arresto de los marineros ucranianos hasta finales de julio

Los 24 marineros ucranianos acusados en Rusia de violar su frontera en un incidente naval en el mar Negro aguardan tras los barrotes de una celda de seguridad antes de la vista judicial sobre la prolongación de su arresto celebrada en el tribunal de Lefórtovo, en Moscú, Rusia. EFE/Archivo

Moscú, 17 abr (EFE).- Un tribunal de Moscú prolongó hoy por tres meses la prisión preventiva de los 24 marineros ucranianos apresados en el mar Negro en noviembre del año pasado bajo la acusación de haber cruzado ilegalmente la frontera rusa cuando navegaban cerca de Crimea.

El tribunal del distrito Lefórtovo establece extender el arresto de los marineros «tres meses para cada uno, es decir hasta el 24 de julio de 2019», indica la sentencia, citada por la agencia Interfax.

Rusia insiste en que interceptó el pasado 25 de noviembre tres barcos ucranianos en aguas rusas del mar Negro, mientras que Ucrania mantiene que la captura se produjo en aguas internacionales, después de que los guardacostas rusos les cerraran el paso por el estrecho de Kerch cuando se dirigían hacia el mar interior de Azov, compartido por ucranianos y rusos.

Los marineros, acusados de cruce ilegal de la frontera rusa, fueron encarcelados inicialmente por un periodo de dos meses, hasta el 25 de enero.

No obstante, el plazo del arresto se ha ido prolongando al no haber acabado aún la investigación del caso, que suscitó una condena internacional prácticamente unánime de la actuación de Rusia.

Los encausados, tres de los cuales resultaron heridos cuando las fuerzas rusas dispararon contra sus buques, se consideran a sí mismos prisioneros de guerra y se niegan a prestar declaración.

La defensora del Pueblo ucraniana, Liudmila Denísova, que asistió a la vista, comentó hoy a Interfax que Moscú y Kiev mantienen un diálogo en «diversos formatos» para abordar el futuro de los marineros y su posible retorno a Ucrania.

Varios analistas y políticos han sugerido previamente la posibilidad del intercambio de los marineros ucranianos por ciudadanos rusos recluidos en las cárceles del país vecino.

A su vez, el presidente ruso, Vladímir Putin, al comentar esa información, apuntó que el eventual canje podría ser abordado únicamente después de que haya finalizado el proceso penal contra los marineros en Rusia.