Trump ofrece “condolencias” al papa Francisco tras el incendio de Notre Dame

Fotografía de archivo del 11 de abril de 2019, muestra al presidente de Estados Unidos Donald Trump. EFE/Archivo

Washington, 17 abr (EFE).- El presidente estadounidense, Donald Trump, conversó este miércoles con el papa Francisco para trasladarle sus “condolencias” y ofrecer “ayuda” tras “el horrible y destructivo” incendio en la catedral de Notre Dame en París.

“Acabo de tener una maravillosa conversación con el papa Francisco en la que le ofrecí las condolencias de parte del pueblo de EE.UU. por el horrible y destructivo incendio en la catedral de Notre Dame”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

“Brindé la ayuda de nuestros grandes expertos en renovación y construcción como hice ayer en mi conversación con el presidente francés, Emmanuel Macron”, agregó el mandatario.

Esta mañana, el papa Francisco deseó que la reconstrucción de la catedral de Notre Dame de París “sea una obra coral, para la alabanza y la gloria de Dios”, a la vez que expresó la “gratitud” de toda la Iglesia “a aquellos que han hecho todo lo posible, incluso arriesgando la vida, para salvar la catedral”.

Macron fijó este martes en cinco años el periodo para reconstruir “todavía más bella” la catedral de Notre Dame de París, un día después de que fuera parcialmente devastada por un incendio.

Trump fue el lunes uno de los primeros líderes en reaccionar cuando las llamas devoraban la catedral parisina, aunque su rápida sugerencia de emplear aviones cisterna para apagar el incendio causó sorpresa.

“Tan terrible ver el inmenso incendio en la catedral de Notre Dame en París. A lo mejor, se podrían emplear aviones cisterna para apagarlo ¡Hay que actuar rápido!”, escribió el mandatario estadounidense en un mensaje en su cuenta personal de la red social.

Esa posibilidad fue desestimada horas después por el secretario de Estado francés del Interior, Laurent Nunez, quien aseguró a los periodistas que “el lanzamiento de agua desde el aire habría sido extremadamente peligroso”.

El martes, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, emitió un comunicado en el que remarcó que “Notre Dame continuará sirviendo como un símbolo de Francia, incluida su libertad de religión y democracia” a la vez que destacó que Francia es “el aliado más antiguo de EE.UU.”.

Sanders subrayó, además, que Estados Unidos recuerda con gratitud el toque de las campanas de Notre Dame el 12 de septiembre de 2001, un día después de los atentados del 11S, y ofreció la ayuda de su país a Francia para restaurar el templo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion