La paz en el Madrid femenino salta por los aires: «Es un ambiente poco profesional»

La paz en el Madrid femenino salta por los aires: «Es un ambiente poco profesional»

La salida de las suecas Sofia Jakobsson en 2021 y de Kosovare Asllani en este verano de 2022 sorprendió a propios y extraños. Las dos futbolistas formaban parte de ese intento de atraer a jugadoras mediáticas y con calidad a partes iguales al proyecto del Real Madrid, especialmente en el caso de la segunda, que llegó al club en la temporada de impás en la que aún era el CD Tacón.

Por eso, las críticas que ahora han vertido ambas ha dejado un poco noqueada a los aficionados al fútbol femenino. Si Asllani señalaba que en el club madridista no hay «un entorno saludable» porque se forzaba a lesionadas a jugar, ahora es su compatriota quien apunta a algo más grave y de fondo dentro del equipo.

«Es un ambiente poco profesional, donde tal vez tenías expectativas más altas y esperabas que cuidaran a sus jugadoras y tuvieran el deseo de que estuvieran libres de lesiones y rindieran al 100% y no estar medio lesionadas y obligadas a jugar», criticó la delantera del San Diego Wave FC, a la que no renovaron en 2021.

Las palabras de las futbolistas nórdicas vienen después de que Asllani se fuera tras una temporada prácticamente completa en la que le han lastrado las lesiones. «Me gustaría ver que un club pueda cuidar a ese tipo de futbolistas para que puedan jugar una temporada completa sin estar lesionadas todo el tiempo», señaló.

Consciente de lo que estaba diciendo, Jakobsson también admitió que no ha visto a su amiga ‘Kosse’ en la última temporada. «Ella jugó casi todos los partidos y tuvo una gran temporada (cuando estuve allí), y por supuesto, apoyas todo lo que puedes desde un lado. Quiero que esté libre de lesiones, feliz y jugando al fútbol, y que no esté al margen rehabilitándose. Es una jugadora muy importante tanto para el club como para la selección», dijo a las puertas de la Eurocopa de Inglaterra.

Silencio de las futbolistas blancas

De momento no se ha producido ninguna reacción al respecto del entorno de las actuales jugadoras del Real Madrid. Tanto las españolas concentradas a las órdenes de Jorge Vilda como las demás guardan un silencio que, por otro lado, va en consonancia con la estrategia oficial del club de no entrar en provocaciones ni cruces de declaraciones.

Deja una respuesta